Publicado el

El momento llegó.

Mis padres lloraban a escondidas, creían que no me daba cuenta, pero si lo era. No sabía lo que estaba pasando, no sabía si era una pelea, si alguno de los dos estaba enfermo o yo estaba enfermo, el punto es que lloraban, lloraban como para llenar un mar, gritaban con agonía como para arrancarle el gusto del oído a alguien, se lamentaban como para dejar morir su alma lentamente con un dolor casi exquisito.

Sentía horrible, viéndolos llorar, gritar, lamentarse e incluso maltratándose contra la pared; pero creía que era mejor no preguntar, ya que podría empeorar las cosas. Ellos hacían esto cuando me dormía, pero sus llantos de un perro siendo desgarrado me despertaban con un enorme miedo.

Un día desperté y me dirige hacía la cocina para desayunar. Al llegar al ante-comedor, mi madre estaba hablando con una persona la cuál no conocía por ningún motivo, tenía pinta de abogado. Cuando mi madre me volteó a ver pude ver como sus ojos rojizos y sus mejillas hundidas en lágrimas, ella regresó la mirada y con el delantal que traía puesto se limpio. El señor se paró y le dio la mano a mi madre, después, se dio la vuelta y dijo “Adiós, amiguito.” Mi madre lo llevó hasta la puerta mientras me servía un poco de cereal en mi plato. Cuando regresó mi madre con la nariz arrugada (gesto que solo hacía cuando estaba triste) , le pregunté que quien era esa persona que había salido por la puerta. Un amigo que no veía desde hace tiempo, mijito. Vamos, come que se nos hace tarde para la escuela. Cuando me bajé del coche caminé hacía la puerta acompañado de una maestra, en ese entonces llamadas “miss.” Voltee hacía mi carro y mi mamá se lamentaba en el volante.

Dentro del salón de clase, la “Miss” Claudia nos dijo que dibujáramos algo. Yo dibujé a mi ejemplo a seguir, mi abuelo. Mi abuelo era la mejor persona del mundo, gentil, contaba grandes historias, había tenido una vida apasionante de joven.

Cuando salí del colegio, Claudia pidió hablar con mi mamá, así que estuve más tiempo del que debí ahí dentro de la escuela. Al salir mi madre tenía una sonrisa fingida en la cara y eso de verdad me preocupó.

Al llegar a mi casa corrí a mi cuarto y me puse a jugar con mis juguetes muy feliz, mi mamá me miraba desde la puerta.

De nuevo los gritos me despertaron a mitad de la noche y me decidí con solo 5 años de edad a ir y preguntarles que era lo que pasaba, pero no contestaron y prometieron guardar silencio.

Al día siguiente estaba mi tío, mi tía, mi mamá y el señor del día anterior en la mesa del comedor, no hice caso y caminé hacía mi destino que era la cocina. Me serví mi plato de cereal, desayuné y mi mamá me llevó a la escuela. Al salir me llevó a otra parte muy diferente a mi casa, era como un edificio de oficinas y me dijo que la esperará. La esperé y cuando salió con unos papeles nos dirigimos a la casa. Jugué, comí y me bañe, después me fui a dormir. A la mitad de la noche mis padres me despertaron y tragaron saliva. Intentó mi mamá decir algo, pero fue inútil, se trababa demasiado, simplemente no podía hasta que mi papá intervino diciendo: “Tú abuelo falleció hoy.”

 

About these ads

Acerca de cuentos grabados en piedra.

Hola, soy Pedro y me gusta escribir./Hey, I'm Pedro and I really like to write.

5 Respuestas a “El momento llegó.

  1. Patricia Segura ⋅

    Wow realmente tu narración me ha arrancado muchas lagrimas Pedro eres realmente un excelente escritor innato!!
    Felicidades me hare fan de tu Blog!!!

  2. Carlos Hernández ⋅

    Cuando decía en clase que lo tuyo eran las letras, creo que de verdad era en serio. Este cuento me gusto. Creo que puedes pulir un poco más tus historias.

    Y recuerda, una persona tiene éxito o es exitosa cuando a partir de un determinado momento, vive de lo que le gusta hacer.

  3. Carlos ⋅

    Ahh!! Estas no son mamadas. Me encanto, muestrale al mundo que eres, porque eres grande.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s